AGENDA POLITICA

Ayacucho – Buenos Aires

El Archivo

1995: La reelección de Ilarregui y la remontada del radicalismo (Parte II)

Después de un intento fallido de ir por una senaduría, Luis Ilarregui se vuelve a postular por tercera vez consecutiva como Intendente. El Radicalismo intentaba proponer una lista unidad y legitimizarla en una asamblea cuando surge un candidato propuesto en un living de una casa. Un repaso por los hechos que desembocó en una elección en la cual hasta los más optimistas del gobierno de ese entonces la vieron “difícil”.

En diciembre de 1994 Hugo Bauer, uno de los armadores del Ilarreguismo, llama a una reunión informal a Carlos Savaresse a la Casa de Campo. Ahí se le anuncia que era intención del grupo que él fuera segundo en la lista de Concejales, detrás de Margarita Ilarregui, cabeza de lista para el ámbito legislativo en las elecciones de 1995.

Poco tiempo después, Luis Ilarregui anuncia que en caso de continuar por un tercer mandato, se atribuía para él el nombre del primer candidato a Concejal y que el resto saliera de una asamblea. Como siempre y usando una vieja estrategia, el Intendente de ese entonces “meditaría” la posibilidad de postularse de nuevo, con lo cual las bases se movilizaban de forma inmediata para lograr, mediante muestras de apoyo, que su decisión sea la correcta.

Por otro lado, el peronismo se había inmerso en varias diásporas y los rumores de nuevamente marchar a internas se hacían cada vez mayor, sobre todo de un sector que había quedado afuera del círculo de poder. En ese 1995, había varias líneas internas; una estaba comandada por Luis Ilarregui denominado “El Peronismo de la Victoria”, otra guiada por el reciente surgido dirigente Darío David con el “Movimiento Eva Perón” y después confluían también dentro del PJ la Liga Federal, brazo ejecutor del gobernador Eduardo Duhalde y que tenía en Ayacucho como referente a Juan Carlos “Curucho” Cángaro, y un sector que se reunió alrededor de la figura de Julio César Cano. A su vez en ese 1995, se venían las elecciones partidarias para renovar las autoridades del Partido Justicialista.

Justamente un año antes, el dirigente Julio César Cano había presentado su renuncia al cargo de Presidente del Partido, y solo unas semanas después hizo público sus motivos en el programa de TV “Hablando Claro” que conducía José Antonio Calvo. “Es evidente que no hay una relación fluida entre el Partido y el Gobierno, y creo que el tiempo y algunas circunstancias han agrandado aún más esa distancia…” decía Cano ante las cámaras de TV5 un sábado por la noche del mes de abril. Lo que en realidad no quería decir abiertamente es que la alianza que había hecho con el ilareguismo para hacerse con el partido y evitar el ascenso de Juan Carlos “Curucho” Cángaro, hombre del duhaldismo, duró poco tiempo y el cruce con algunos funcionarios que eran permanentemente cuestionados por algunos integrantes del partido, terminó cortando la relación con el propio Intendente Ilarregui y su entorno.

La asamblea del “Peronismo para la Victoria”

En marzo de 1995 Luis Ilarregui anunciaba en una asamblea que iba a buscar su tercer mandato como Intendente, después que nuevamente quedara lejos de la senaduría de la 5ta. Sección Electoral en ese entonces manejada por el marplatense Juan Garivoto, y que elegiría tal cual lo anunciado al primer candidato a concejal. La maniobra política pensada era colocar a su hermana María Margarita Ilarregui como cabeza de lista y buscar en segundo lugar a alguien leal y que no tuviera mucho vuelo político o en todo casos intenciones “raras”; por eso se pensó en el dirigente Carlos Savaresse, siempre cercano al Ilarreguismo y de una lealtad “inquebrantable” –tal cual lo expresado por varios dirigentes muchos años después-. Esto aseguraba que cuando llegarán las elecciones de 1997 y el Intendente intentara nuevamente marcharse al Senado, la sucesora fuera su hermana y en caso de ausencia de Margarita, el histórico dirigente peronista accedería al cargo manteniendo el mismo perfil y rumbo planteado por el tres veces Intendente.

El problema radicado era que solamente los armadores del Ilarreguismo sabían esta maniobra, pero para el resto, el cargo de concejal dos y tres saldría de una asamblea donde había que proponer y levantar la mano. La historia diría que hubo que pasar a dos cuartos intermedios porque la figura de Savaresse no subía mucho en las propuestas y para complicar mas las cosas, el tercer puesto venía muy reñido entre Raúl Pilatti y Gustavo “Pulga” Taylor.

Finalmente se pudo plasmar en el pizarrón a Margarita Ilarregui, Carlos Savaresse y Raúl Pilatti quién se impuso sobre el final y gracias a la movida de varios compañeros de él, encabezados por Juan Apóstol Martínez. Taylor no aceptó la maniobra de su competidor, y decidió alejarse del todo, a pesar de los ofrecimientos del propio Luis Ilarregui: “esta duro el Pulga, el ofrecí hasta la dirección de Gobierno y no hay caso…” diría el Jefe Comunal luego que los dos se bajaran del Peugeot 504 municipal una semana después de la Asamblea de la cual tomaron parte más de 600 integrantes del Peronismo de la Victoria.

A su vez, mediante una alianza con el Movimiento Eva Perón y la Liga Federal, el Ilarreguismo proponía como Presidente del PJ al propio Ilarregui, Cángaro de vice y Darío David como Secretario General. Los otros cargos se dividieron de a uno por línea y como gesto al duhaldismo que comandaba “Curucho” se incluyó como cuarta candidata a Concejal a la docente Fernanda Corvalán.

La maniobra política, casi una jugada de ajedrez, salió tal cual lo previsto, pero la tranquilidad de la nueva “alianza” duró poco tiempo, al anunciar publicamente el propio Julio Cano, acompañado del dirigente Voislav Eracovich, que iría a internas con su movimiento “Reafirmación Justicialista”.

En breve:

La interna peronista

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *