AGENDA POLITICA

Ayacucho – Buenos Aires

En el Recuerdo

Un 30 de octubre del 83: Otra historia comenzaba

Escribe: Luis Ilarregui (*)

Las elecciones del 83 tienen ese no se qué de cosa fundacional, al punto que es difícil ubicarse uno, o mejor dicho recordar en primera persona ese año.
En principio porque tanto se ha hablado y escrito, y también fue tan fuerte (sobretodo) para los Peronistas la llegada de Alfonsin, que tiñe la etapa (sin juicio de valor o más apropia
damente con un buen juicio de valor).
Ese año para los Peronistas fue la del cajón de Herminio, hecho al cual se atribuye la posterior derrota del 30 de octubre. En realidad ya habíamos perdido antes. El día que se eligió a Luder y más precisamente el día del Congreso justicialista de la provincia de Buenos Aires en el Polideportivo
de La Plata donde se eligió a Herminio Iglesias (justicialista y trabajador como decía la entradiza canción).
Ese día lo viví en primera persona, junto a Rolando Poggi el viejo y querido caudillo Peronista éramos los Congresales Provinciales que representábamos a Ayacucho.
Después de patoteadas varias, borrada de Macaya (sobre quien hay una graciosa anécdota entre Herminio y Vistalli de Tandil), corte de micrófonos a los Cafieristas, ingresaron decenas de personas a dar por finalizado el debate, salimos como pudimos, subimos a un taxi, llore sobre el hombro de Poggi (no es literal), quien me consolaba. Yo puteaba, habíamos sufrido tanto, había tantos Compañeros a los cual buscábamos, aún conservábamos la peregrina y muy vaga esperanza que hubieran (por lo menos alguno) escapado y cortado todo contacto con su familia, era un deseo surgido de la tristeza y no del raciocinio, yo puteaba porque tenía 29 años y parecía que todo se iba al carajo, pero nada se fue al carajo solo Herminio y el beto Imbelloni, la Renovación Peronista solo había retrasado su llegada.
En Ayacucho gran Campaña Julio Cano Intendente, «paso paso paso se viene el Peronazo» , «con Julio Cano a la cabeza terminaremos con toda la pobreza», cantábamos bajo el soñar de los bombos en caravanas después de cada acto, ante la mirada absorta de nuestra clase media, al igual
que en el Radicalismo gran ingreso a la militancia de jóvenes, de esa camada con 29 años era el más viejo. Julio fue el colchón entre los viejos Peronistas, los de la Resistencia, y los más jóvenes.
En los 6 primeros lugares fuimos 3 menores de 30 años. Al decir del serio y querible Tomás Rocandro Arbillaga la Juventud se había quedado con todo.
Perdimos y el Partido de Sáenz Peña y Arroyo fue todo de solación, muchas lágrimas, sobretodo en los más jóvenes, y la ida al Comité Radical a saludar, a felicitar a Tuco, el ganador en buena ley, y ahí los vimos, muchos Radicales, muchas boinas blancas, mucho blanco y rojo, y entre todos ellos Bolita Cortés a los saltos, así que Bolita era Radical, lpm, por eso ganaron. Otra historia comenzaba.
En cierto sentido en primera persona

(*)
Militante Peronista
Electo Concejal 1983 – 1987
Intendente Municipal 1987 – 1997
Senador Provincial
Diputado Nacional
Secretario de Asuntos Municipales

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *